St_Benoît_ss_f.png

San Benito

Terracotta de fr. Antoine

Abadía de Tamié

• Lectio divina sola

Siga el enlace de consejos de Enzo Bianchi

Además de esto, necesita saber más al respecto.

• Lectio divina en grupo

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Algunos consejos prácticos:

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  • El grupo no debe exceder de 12 personas para permitir la participación efectiva de todos.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  • El lugar de oración debe estar preparado para fomentar el recogimiento.

       (Libro de la Biblia, velas, flores, etc ...)

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  • Limite el tiempo dedicado a la Lectio divina a 1 hora.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  • Un miembro del grupo debe asegurar el "tiempo" e invitar,

por una pequeña señal, para pasar a la próxima "hora". (vea la cuadrícula a continuación)

  • 1er paso: Invocación al Espíritu Santo 5 min

  • 2do paso: Lectio 15 min

  • 3er paso: Meditatio 20 min

  • 4to paso: Oratio 20 min

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  • Distribuir a todos:

Además de esto, necesita saber más al respecto.

  1. El texto del Evangelio u otro texto bíblico, cuidando de dar la misma traducción a todos - preferiblemente la traducción litúrgica AELF - y 1 lápiz

  2. O el método de cuatro pasos de Lectio anterior; el segundo es más adecuado para los jóvenes, los niños.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Es importante precisar que no necesitamos ser especialistas en Sagrada Escritura para dejarnos tocar por la Palabra de Dios; basta tener el corazón abierto al Encuentro. Cristo está llamando a la puerta ...

“A pesar de la omnipresencia de las imágenes en nuestra civilización, es común que los cristianos tengan un acercamiento muy cerebral a los textos evangélicos, lo que les quita gran parte de su poder sugestivo. Por eso es importante llegar, gracias a la imaginación, a retribuir al texto toda su fuerza. Cada pasaje del Evangelio es una historia para recordar, para revivir junto a Cristo. Es la imaginación la que hace posible hacer del texto un camino vivo para encontrar a Cristo ”.

Marc Rastoin sj en "Entrar en el Evangelio con San Ignacio"

Descargue el primer método a continuación

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Lectio divina sobre el Evangelio dominical

Además de esto, necesita saber más al respecto.

La lectio divina consiste en leer la Palabra de Dios en un momento de oración para que nos ilumine y renueve.

Esta lectura de la Biblia en oración no se separa del estudio para identificar el mensaje central del texto; por el contrario, debemos partir de ahí, para buscar descubrir lo que este mensaje mismo dice a nuestra vida. La lectura espiritual de un texto debe partir de su significado literal. De lo contrario, fácilmente haremos que el texto diga lo que es correcto, lo que sirve para confirmar sus propias decisiones, lo que se ajusta a sus propios patrones mentales. En última instancia, sería utilizar algo sagrado en beneficio propio.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

1. Nos colocamos en la presencia de Dios, nos damos la bienvenida. Nos preparamos internamente para encontrarnos con el Señor en su Palabra.

Es el Espíritu Santo quien inspiró la redacción del texto bíblico.

Es él quien nos da la inteligencia del corazón para entrar en él.

Invoquémoslo con fe.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

2. Alguien está leyendo el evangelio en voz alta.

Cada uno relee el texto en silencio: veo las palabras,

los personajes, los movimientos, el lugar.

Me imagino la escena y noto lo que me llama la atención.

A la señal dada, todos están invitados a simplemente compartir, para que los demás puedan escuchar, la (s) palabra (s) que lo tocaron sin comentar ...

Además de esto, necesita saber más al respecto.

3. Otra persona lee el evangelio en voz alta.

Todos releen el texto en silencio.

Miro a Jesús. Me habla a través de esa Palabra. ¿Qué me dice el texto sobre él? ¿Qué fe se expresa allí? ¿Cómo me resuena este testimonio de fe? ¿Qué me acompaña hoy? ¿Cómo estoy iluminado?

¿Afectado? ¿Interesado?

Además de esto, necesita saber más al respecto.

A la señal dada, cada uno, hablando en “yo”, resume en 2 o 3 frases cómo este texto cuestiona y arroja luz sobre su fe, en lo que fue tocado.

Para abordar adecuadamente este segundo paso, es cuestión de permanecer en la actitud de escucha y disponibilidad.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Convencidos de que esta Palabra de Dios está dirigida a nosotros para hoy, no se apresuren a buscar aplicaciones concretas inmediatas. No nos fijemos en nosotros mismos, sino en Dios. Miremos a Cristo enfocándonos primero en contemplar la grandeza y la belleza del Misterio revelado. Y nuestra fe nos dice que a través de su Palabra el Señor, lenta pero segura, nos moldea y nos conduce por el camino de un mayor amor.

Este paso es más personal. Compartir se expresa como un "yo" respetando por supuesto su "jardín secreto".

Además de esto, necesita saber más al respecto.

4. En silencio, cada uno relee el texto y deja que surja su respuesta:

Dejo que mi corazón hable libremente a Dios, en alabanza,

la petición de perdón, súplica, intercesión ...

Aquellos que deseen retomar una o dos expresiones de su oración frente a los demás, si es posible a partir de palabras del texto, invitándoles a recoger lo que se ha compartido y lo que aún vive en el corazón.

Terminamos rezando a NUESTRO PADRE

que nos conecta con todos los hombres.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

Descargue el segundo método a continuación (más adecuado para jóvenes)

Además de esto, necesita saber más al respecto.

ORAR LA PALABRA

1er paso:

Prepárate interiormente para encontrar al Señor en su Palabra, por una palabra de fe muy sencilla dirigida al Señor, un movimiento del corazón:
"Señor, creo que me amas y deseas hablarme hoy",
"Jesús, confío en tu presencia a mi lado",

"Espíritu Santo, sé mi luz, guía mi oración"

2do paso:

Lea lentamente el texto propuesto por primera vez
Identificar en qué se centra mi atención con sencillez y subrayado en el texto.
¿Es una palabra de Jesús o de otro personaje? ¿Es una actitud de Jesús o de otro carácter? ¿Es una palabra, una expresión?
¿Es una mirada, un desplazamiento?

3er paso:

Releer el texto por segunda vez
Identificar el elemento del texto en el que mi atención está profundizando y enfocar mi atención en lo que esta mirada / palabra / palabra / expresión produce en mí.
¿Cómo me afecta? ¿movido? relámpago ? consolado? ¿detenido? consolado?
Escribo en la hoja en pocas palabras lo que vi en contacto con la Palabra.

4to paso:

Hablo internamente al Señor sobre lo que en mí es tocado por su Palabra y termino este tiempo de oración con un agradecimiento o una petición o perdón.

Además de esto, necesita saber más al respecto.

NB Para otros consejos, consulte el sitio web del Vicariato.